Meditación de Autocompasión.

  • Intención: «Estoy aquí para mí»

Meditación para traer amor compasivo en momentos difíciles de afrontar.

Meditación como complemento del episodio 003. Autocrítica o autocompasión para conseguir tus metas. El Podcast de Autocuidado «Consciente de ti».


 

Hoy leí unas palabras de Elizabeth Gilbert: «Fallé, una y otra vez fallé».

En su intención de ser la mejor cuidadora para su amada Rayya cuando estaba enferma y muriendo. Liz solo quiso tener la mejor de las disposiciones, la mejor paciencia, cuidado, excelencia, amor incondicional con ella, pero terminó con gran cansancio, rabia, dolor, vulnerabilidad, frustración, enojo.

Me conmovió lo que le enseñó Rayya en sus últimos días.

Le dijo: «Liz tu trabajo no es ser perfecta en nada, tu trabajo en esta tierra es encontrar compasión para ti misma, compasión para el difícil, a veces imposible dilema de ser humano».

¿Qué estás dejando de hacer/vivir al querer ser perfecta?

¿De qué te estás perdiendo por vivir a merced de las voces críticas demandando perfección?

La perfección no deja vivir tiempo de aprender, tiempo de observar, de respirar profundamente, de experiencias que están pero que tú no estás por querer vivirlo perfecto, hacerlo perfecto, esperar y obtener lo perfecto de ti, de los demás, las palabras adecuadas, los «sin miedos», el momento perfecto para empezar a hacer eso que tienes postergado.

Mientras la vida solo es, solo sucede con sombras y luces, con dicha y dolor, con todo la vida está sucediendo.

No tienes que estar lista para vivirla, para afrontarla, para ver, escuchar, para estudiar, para probarte, para cuidar, para cuidarte, para llorar, ni para soltar.

Simplemente hay que estar.

La perfección es miedo a soltar la capacidad de vivir intensamente.

Por ahí que no se trata de capacidad, se trata de agallas y compasión para dejarte ser quien has venido a ser, solo tú, así de imperfecta.

Aceptarte imperfecta es la puerta a la compasión.

Compasión es autocuidado.

¿Estás ahi para ti?

 

Namaste.