Algunos piensan que escribir es solo para escritores. 

“Creo que todos venimos a la vida como escritores”

Julia Cameron 

Existen muchas formas y estilos de meditación, por eso no hay una sola técnica de meditar, ni tampoco se medita bien o mal, mientras el objetivo final sea darle a la mente un descanso. 

Lo que básicamente se entrena en la meditación es a establecer cada vez más una mayor conexión contigo misma, aprendiendo a observar cómo la mente actúa, el por qué de esa mente ansiosa y qué la alimenta, tomando conciencia de ello aprendemos también a separarnos de esa mente y a reconectarnos con algo más profundo, nuestro ser. 

Mediante la escritura me digo la verdad. 

¿Cómo es que la escritura nos ayuda a reconectar? 

“Escribir puede ser beneficioso para todos, porque es terapéutico, ya que una de las partes más poderosas de la terapia es cultivar la habilidad de observar pensamientos y emociones” 

Elizabeth Sullivan. Terapeuta licenciada de familia de San Francisco. 

Sin importar si escribimos sobre eventos pasados o futuros, escribimos en el presente y es en este momento la percepción de esos eventos lo que ponemos en el papel.  

Lo que percibimos es lo que importa ya que eso se puede cambiar y solo se puede cambiar lo que se hace conciente. 

Escribir me ha permitido decirme la verdad, mediante la escritura he soltado muchas de esas percepciones de las que no era conciente acerca de mí misma, acerca de mis experiencias, y ese soltar pone en orden o esclarece esa maraña que el cuerpo-mente guarda. Una maraña de ideas, pensamientos y emociones incompletas, como si estuvieran a medias, incluso las que no he querido admitir. Escribiendo me ha permitido ver y soltar esas verdades, tal como son y más, y ese soltar sana. 

Sí, el cuerpo también guarda lo que no expresamos o no queremos admitir, según Sullivan, la escritura crea una conexión mente-cuerpo-espíritu.  

Cuando usas las manos para escribir o tipear algo directamente de tu cerebro, estás creando una poderosa conexión entre tu experiencia interna y el movimiento de tu cuerpo en el mundo 

Es por eso que escribir es para todos y además es una forma de meditación activa porque te conecta con el ahora, con el observar de esos pensamientos y emociones que acontecen.  

Ya sea que no puedas dormir, empieces un nuevo trabajo, estés a punto de dar una conferencia; la escritura es una actividad accesible en cualquier momento y lugar. Escribir al igual que meditar ayuda a comprender y conocer cómo estás respondiendo ante esas experiencias, escribir ayuda a conocerte mejor. 

Empieza a escribir. 

Quiero compartirte 6 formas de escribir por “mindbodygreen“, respaldados por la ciencia y que puedes ponerlas en práctica ahora mismo. 

  • Escritura libre: Todo lo que tienes que hacer es escribir lo que sea que venga a tu mente, imágenes, pensamientos, recuerdos, olores, sensaciones, sonidos. No importa si no tiene sentido, despreocúpate de la ortografía o reglas gramaticales, solo escribe. 
  • Escritura expresiva: Este tipo de escritura ayuda a lidiar sensaciones incómodas y a liberar experiencias traumáticas. Según el Dr. Pennebaker uno de los mayores investigadores en la escritura expresiva hace hincapié en la terapia de escritura expresiva para que produzca beneficios las personas deben encontrar sentido en las memorias traumáticas y permitirse sentir todas las emociones asociadas escribiendo. 

”Escribe sobre lo que te mantiene despierto en la noche. El sobresalto emocional que más te molesta en la noche es un buen lugar para empezar a escribir” 

Puedes explorar más en el libro: Pennebaker, J. Ph.D. y Evans, J. Ed.D. (2014) Escritura Expresiva. Palabras que curan. USA. Idyll Arbor Editorial. 

Donde incluyen ejercicios de escritura expresiva y cómo poder analizar lo escrito. 

  • Diario reflexivo: Este es un diario más a la mano para tomar nota de experiencias positivas y negativas que suceden en el momento, no perderse ningún detalle la experiencia es crucial, es por eso que se recomienda tener tu diario cerca para escribir cómo percibes el evento, los pensamientos y emociones asociadas, lo que aprendes de ello y cómo ese evento te ayuda a crecer. 

Tiene un efecto positivo ya que al leer tus apreciaciones luego de un tiempo es bueno reconocer de cuán lejos has llegado y recordar todo lo aprendido. 

  • Diario de gratitud: Agradecer tiene múltiples beneficios como ayudar a dormir mejor, ocuparte de tu propia salud, ayuda a reducir la depresión. 

Esta es una buena de forma de tomar una respiración profunda, parar un momento y escribir una o tres o las razones que quieras por las que te sientas tremendamente agradecida. Practícalo diariamente, una o dos veces por semana. 

  • Escribir una carta: Esta es una oportunidad de escribirle a alguien eso que no pudiste decir y sientes que llevas cargando, ¿no sería genial decirle todo eso atorado escribiendo sin realmente enviárselo? 

Pruébalo y libérate. 

  • Poesía terapéutica: Aquí es solo dejarte llevar por las palabras al describir lo que te pasa, toma de tus propias experiencias de vida para crear algo que exprese tus pensamientos y sentimientos y permitirles tomar vuelo. 

Te comparto un libro en especial que es muy reconocido en este campo y en el que te puedes iniciar en la poesía terapéutica: 

Adorna, R. y Covarsí J. (2016) Poesía Terapéutica. 194 ejercicios para hacer un poema cada día. España. Editorial Desclée De Brouwer. 

A éstas técnicas le agrego:

  • Escritura consciente: o meditar escribiendo, considero esta forma de meditar una alternativa para quienes les dificulta estar quieta y sentada por un buen momento. Como lo mencioné más arriba escribir permite enfocarte en el presente y ese es uno de los propósitos al meditar, aprender a enfocarnos en el ahora.

La escritura consciente o en inglés “mindful writing” es una forma de poner en perspectiva esas percepciones tal como son, mindfulness o atención plena es la capacidad de llevar la atención al momento presente de forma deliberada, aprender a acoger y aceptar lo que sucede sin juzgarlo, es por eso que meditar y mindfulness y además escribir sobre el momento presente van de la mano. Esta es un oportunidad para apreciar este presente donde muchas veces nos lo perdemos por tener la mente en cosas pasadas o por eventos que no han sucedido aún en el futuro donde no hay certeza de que existirán.

Aquí solo importa el ahora y una buena forma de practicarlo es iniciando ese diario escribiendo lo que te rodea en este momento. Ahora que termines de leerme te invito a que dejes el teléfono o el ordenador por un momento, respires profundamente y escribas lo que te rodea, describe cada detalle, los colores a tu alrededor, las texturas de los objetos que te acompañan, lo que se ve fuera de tu ventana, los sonidos fuera y dentro de tu habitación, etc.

Además te invito a descargar, si aún no lo has hecho el “Audio pack de meditación” donde te comparto también dos consignas de escritura en audio para que te inicies o sigas practicando el escribir terapéutico y meditativo.

 

Me gustaría saber si ya cuentas con un diario personal y como te está sirviendo poner en práctica alguna de estas técnicas. Si aún no has empezado que sea este un buen pretexto para adquirir un lindo diario y empezar a soltar las tensiones escribiendo.

Inicia con 5 minutos al día y cada semana puedes ir incrementando el tiempo. No existe una hora determinada para escribir, escribir a primeras horas del día es muy diferente a escribir antes de dormir por las noches, permítete experimentar escribiendo según tus posibilidades.

Y como dice Marie Forleo: “Si tienes tiempo de ducharte tienes tiempo de meditar”

Y también para escribir.

 

¿Cómo te dices la verdad escribiendo?

Cuéntame en los comentarios.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This